Hoy es pasado

July 12, 2006

No es demasiado importante y tampoco nadie cortará la avenida Santa Fe al enterarse, si es que aún alguien sigue pasando por acá. Son días muy tristes para mí, no importan los motivos; pero lo son y tengo que sobrevivirlos, como sea, de la manera que sea. Casi no tengo energías y las pocas que guardo, las tengo que conservar. Quiero decir y para concluir: Disculpen, no tengo fuerzas, ni ganas, ni nada para contar.

Gracias por todo y a todos.

© Norberto Trinchieri


Ganar a lo Racing

June 10, 2006

Nosotros -los hinchas de Racing-, sabemos lo que es sufrir. En Crónicas Germanas intento contarle al resto de los hinchas cómo es "ganar a lo Racing".

© Norberto Trinchieri


La Profecía

June 5, 2006

El hombre había entrado al kiosco de Leo, mi amigo y compañero de tribuna. Era redondo, melenudo, sucio y desprolijo, y tenía los ojos más rojos que él jamás hubiera visto. Con voz ronquísima pidió cigarrillos sueltos, y pagó con unas monedas. Antes de irse alcanzó a fijarse en las paredes del local.

-Faaa, no tenés posters, papi…–comentó.

-Y sí, qué se le va a hacer–contestó Leo, que ya se lo imaginaba sacando un chumbo y llevándole la recaudación del día.

El tipo se dio vuelta, y le dijo:

-Hacé una cosa: levantame la remera.

-¿Qué?

-Levantá, levantá sin miedo. Levantá tranquilo y vas a ver.

Leo le hizo caso, y vio el tatuaje sobre aquel espaldón descomunal, con letras gigantes tipo titular de Crónica: BELGRANO O MUERTE

-¿Qué tal?–consultó el tipo.

–Ta bueno, ¿nocierto?

-Buenísimo–le dijo Leo, sorprendido.

-Acordate lo que te digo: el domingo ganamos y ascendemos.

-Ah, sí, eso seguro…

Leo de verdad coincidía con el tipo, que antes de irse, mirándolo fijo, le hizo una última revelación:

-Chau, papi. Acabás de ver al Diablo.

© Adrián Sabino es Licenciado en Ciencias de la Comunicación

Site: La miel y el cuchillo


Au revoir, Zizou

May 30, 2006

Zinédin Zidane anda de despedida en despedida. Lo vamos a extrañar. Intenté contarlo en El Fantasma y en Crónicas Germanas.

Au revoir, Zizou


Dioses

May 17, 2006

Yo entiendo poco de dioses; pero me parece que el río es un dios fuerte y pardo: huraño, indómito y adusto, paciente hasta cierto punto, admitido al principio como frontera; útil y desleal como vehículo del comercio; y luego un problema para el constructor de puentes. Privado por los adoradores de la máquina de culto y de ofrendas, está a la espera: vigila y espera.

Thomas Stearns Eliot


Lux o el esclavo de los corruptos

May 16, 2006

Me duele demasiado el llanto de Germán Lux. Intenté ser lo más explícito posible acá, en Crónicas Germanas.


Amores y odios, colaboración de Julio Zoppi

May 15, 2006

Estoy totalmente en desacuerdo con el artículo de Guiñazú que se enlaza en el post anterior. Pero vamos por partes:

Decía el maestro Dante Panzeri que el fútbol – el juego- era la dinámica de lo impensado. Yo digo que el mundo que rodea al fútbol; es decir los sentimientos, las pasiones y las razones que lo circundan y alimentan, son la dinámica de la irracionalidad. Creo que de este amor final por Simeone podemos encontrar razones “sanas” que responden a un reconocimiento digno del mejor sentido común, y otras tal vez insanas, que derivan de esa fiebre irracional que domina al hincha, podemos analizarlas, pero lo que no soporto es a los que primero se cagan en la gente y su forma de sentir, y después salen a decir que hay que respetar lo que quiere la gente. Basta de folklore periodístico barato, basta de exacerbar la irracionalidad y el fanatismo para después salir a criticar a la irracionalidad y el fanatismo. Por otra parte, resulta llamativo que este periodista no conozca el modo de ser básico de la gente del fútbol. No existe en general la racionalidad, hoy se ama al que mañana se odia e insulta, se es profundamente resultadista y se actúa según los impulsos emocionales del puro presente, enceguecidos entre la seducción irresistible del triunfo y la rabia insoportable de la derrota.

Cito un párrafo del texto de Guiñazú:

“¡Qué mal deben estar las cosas en Racing para que una multitud ovacione a un técnico como Diego Simeone, que dejó al equipo colocado en el antepenúltimo puesto de la tabla en su peor campaña de los últimos tiempos! Los hinchas se conforman con poco, cada vez con menos. Y cuatro triunfos en los cinco partidos finales y el haber zafado de la temible Promoción convirtieron al otrora resistido Cholo en un héroe blanquiceleste.”

¿En que quedamos? Se burla de los que reconocieron su labor que si merece ser reconocida. Por supuesto que estaban mal las cosas en Racing, muy mal, o ¿donde es que vive Guiñazú? ¿En Suiza? Lo lamentable de su texto es que pone como referencia para criticar la aprobación del público la posición y la campaña total del equipo en el torneo, buena parte de la cual no fue culpa de Simeone. Eso es precisamente hacer el peor y más falaz de los resultadismos, ya que Simeone agarró un equipo destrozado, un plantel de los peores y encima con una preparación física y futbolística deplorable, de modo que hacerlo responsable a él de la campaña general es una barbaridad. Racing terminó donde el sentido común hacía prever que terminaría ni bien conformó el plantel y el cuerpo técnico para este torneo, apenitas arriba de Tiro e Instituto. La salida de Quiroz fue una cuestión casi de fuerza mayor ante lo impresentable; el influjo final de Simeone alcanzó sólo para adecentar al equipo en lo físico y táctico al menos, lo que con algunos resultados a favor hizo que el terror no se transformara en directa aniquilación y hoy estuviéramos con un promedio más comprometedor. ¿Y que esperaba este señor Guiñazú que hiciera la gente? Reconoció el aporte al menos del tipo en un momento límite, cuando se estaba en el fondo del abismo. ¿Que es eso de decir que “apenas” ganó 5, igualó 3 y perdió 6? Habiendo tomado el equipo en el medio del fuego, ¿se puede ser tan cínico de analizar tan fríamente estos números fuera de todo contexto y encima despreciarlos?

En Racing hoy ha ingresado un nuevo mandamás, un garca nuevo, incluso con pinta de ser más neoliberal y salvaje en lo económico que el anterior, y arregla con un técnico como Merlo, ¿cual es la historia? Hay que soportar la sensiblería del “Pobre Cholo, que lástima… que hijos de su madre, ahora le traen a Merlo”. La continuidad de Simeone podría haber sido una opción válida, tanto como muchas otras, pero basta de sanata, pongamos un poco de racionalidad, sabemos que el mundo del fútbol si de algo es modelo es de la más brutal injusticia y de la más canallesca ingratitud para con las personas; no es en ese aspecto modelo de sentido común, lealtad y respeto. Por otra parte, siempre fue una opción Merlo en Racing desde que fue el técnico campeón en el 2001, así que no veo que llama tanto la atención que llegue ahora. Más allá de preferencias -yo como muchos preferiríamos otras opciones de técnicos con otra concepción del fútbol- está dentro de lo posible.

© Julio Zoppi

Arquitecto y blogger

Site: Hargentina


Gustavo Veiga, Página/12

May 15, 2006

Como siempre, el periodista Gustavo Veiga no calla:

“La mayoría de los hinchas se preocupa por la sucesión futbolística, pero sólo unos pocos se calientan por discutir el papel del responsable de la quiebra bajo cuya conducción se triplicó la deuda del club”  Se puede leer completa acá.

También y además merece ser leída la subnota de Daniel Guiñazú: “En clave de resultadismo”.

Página/12, Líbero


Un diablo de paseo por el cielo sin gerentes, colaboración de Fabio Bustos

May 13, 2006

Días atrás, el hijo dilecto del capitalismo futbolero dió la vuelta en Avellaneda. Corrección: no dió ni La Media Vuelta, ni un bolero parecido. Desde algunos sectores del Libertadores de América (Baños del Perón, para el lector empresarial) se interpretó que la madera de platea es el elemento ideal para agredir la Fiesta ajena.

Había mediado un compromiso vergonzante con el COPROSEDE: los macribosters campeones darían la vuelta-interruptus en Brandsen 805. Sin embargo y, acaso, demostrando su derecho a desconocer pactos espúreos, los jugadores pretendieron iniciarla en terreno visitante.

Los “códigos”, ese sustantivo que reivindicó el filósofo Jacobo Winograd en los albores del Tercer Milenio, lloraron su desventura por los potreros.

El Espíritu Deportivo y el Sentido de la Fiesta se fueron extinguiendo detrás de hinchas de pobres corazones que olvidaron la Gloria de esa camiseta roja que no es la de Cambaceres y se diluyeron en un comité de Inseguridad que antes de purgar a los violentos prefiere calificar una Vuelta Olímpica como “factor de provocación”.

En verdad, los códigos comenzaron a morir a manos de una filosofía instalada en todas las barrasbravas y sus seguidores intelectuales, los “enfant terribles” de la platea . Me refiero a ésos “niños ricos que tienen tristeza”, como los amparaba la homilía de Carlo, pontífice de Anillaco.

El fundamento del pataleo violento excede a la tradición folclórica del ingenio dialéctico. Ante la imposibilidad de volverse gigantes por esa vía, la impronta creativa de cantitos y banderas pasa a ser artículo de cotillón. Imponen el travestismo del Extra Chico, el complejo de David del que pretende derrotar a Goliath con honda y piedra.

Que Goliath existe, no hay dudas. Pero Goliath no es sólo el que tiene olor a estiércol ni el de la gripe aviar. Todos sufrimos Goliaths encima; pero, también, todos somos Goliath de cientos de Davides. Ahora bien, en términos menos relativos y más concretos, vemos recurrentes Goliaths en la AFA, la CSF, Blatter, Grondona…hasta el cuarto árbitro o el banderín solferino de la reserva lo pueden ser.

La pregunta es si una Piedra para conquistar la cabeza de Goliath no entraña el peligro de convertirlo en Hidra. Y quién sabe entonces cuántas piedras necesitaremos para arrancar dos cabezas nacientes por cada una cortada.

El último clásico de Avellaneda mostró a vecinos furibundos buscando en su estadio rastros de Fernando Goliath. Él ya se había empezado a ir. Rodó su cabeza y se fortaleció en una testa más joven y siniestra, que ni siquiera necesitó cambiar de nombre. La Hidra está más viva que nunca. El ingenio inventó el Futbol y depuró sus destrezas.

El ingenio seguirá siendo la única esperanza de los Davides. Mientras tanto, no va a venir nada mal aceptar la contienda contra los Goliaths con los huevos que requiere ser un Dandy en la derrota. Masticar la bronca, extender la mano e irse a casa pensando cómo hacer para que la próxima sea mía. Al final de cuentas, es un Juego. Y Jugar es el verbo Divino.

© Fabio Bustos


Como en su casa

May 12, 2006

El corazón de Alfio Basile tiene tantas habitaciones como las pensiones y los hoteles de Once. El empleado del infante PRO Mauricio expresó esto por acá y esto otro, por allá. Quizás y también, ya tenga un parcelita reservada en este cementerio.

Que se quede tranquilo por el resto de sus días en Caminito, si tanto le gusta y después, si quiere, que dibuje el pizarrón de don Fernando, el gerente de recursos humanos de Fox Sports.

Cuánto charlatán suelto.