Entre el cuchillo y el teléfono

February 17, 2006

“Me llamó el Ministro de Salud (Ginés González García) me saludó y me pasó con el Presidente Kirchner. No esperaba algo así. Le agradecí porque me hizo muy bien. ¿Qué me dijo? Que esté tranquilo, que confíe en mis condiciones, que él cree en esta oportunidad, que hay que trabajar mucho, que las cosas difíciles cuestan, pero que somos de Racing y estamos acostumbrados a los grandes desafíos” Textual de Olé.

La primera sensación que me produce leer esto es, vergüenza. Deben existir infinidad de cuestiones más importantes en la Argentina que merezcan la atención del Presidente de la Nación y uno de sus ministros. Ni ganas dan de hacer la lista, pues además corro el riesgo de no terminar nunca. Primera y muy visceral impresión, la de la incredulidad y hasta diría, cierto tinte populista raspando la frivolidad.

La segunda reflexión ya no carga de carácter “patriótico” según cuenta Olé (“Y ya que la patria estaba en el medio”), sino que intenta desentrañar la madeja que ovilla el gerente de facto. Dando por descontado que todos los medios importantes leen y redactan la historia oficial de BC, la acomodan y la muestran de manera tal que, siempre el hombre cae bien parado.

Otorgado e indicado como tal y por cierto, tristemente veraz todo ello e intentando concederle cierto cariz lógico; y no el patetismo ineludible de la mención; pienso y me pregunto entonces ¿por qué? Si, verdaderamente los asuntos son como nos los demuestran –con pruebas incluidas- los que vienen remándola contra todos: la gente de SARCAC y todos los que realizan ingentes y hasta sobrehumanos esfuerzos para que se conozca la real situación institucional que atraviesa Racing Club Asociación Civil.

Sigo dudando, repreguntándome si esta llamada y la consecuente visión del Presidente de la Nación y el Ministro de Salud no será y constituirá buena parte de esa misma visión, tan particular que tienen de ese país tan particular que es el país de las estadísticas. Esas que dicen que ésta todo fenómeno, que el PBI, que la recaudación fiscal y demás delicias de los estadistas oficiales. Ese país para unos pocos, tan desigual y desparejo, tan, pero tan parecido a Racing que estoy tentado en pensar que Racing Club sienta bases en la Argentina.

Y aquel que guarde alguna duda, por favor que lea esta nota de Maximiliano Montenegro.

Norberto Trinchieri ®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: