Salir del terror, por Julio Zoppi (*)

February 19, 2006

Cuando a fines de enero se definía lo que a la postre sería el plantel definitivo con el que Racing iba a afrontar este torneo clausura 2006, la palabra que se asomó para ensombrecer mi corazón racinguista fue una sola: Aterrador. Aterrador era el panorama, el pronóstico, el presente y el futuro.
 

Durante el verano observé absorto como la prensa iba informando con exagerada ponderación sobre los “refuerzos” que iban llegando al club. Y peor aún era la “conformidad” manifestada por el “técnico”. Hasta en los sitios webs dedicados a Racing se festejaba de modo absurdo – o interesado?- la llegada de los miserables requechos futbolísticos que la impresentable agencia de vaciamiento “Marín y Asociados” conseguía en lo que podríamos llamar “mercado basura” del fútbol. Se festejaron arribos de jugadores de relleno y picapiedras que por más pasado racinguista que tuvieran eran solo eso, y de cuartos suplentes regalados de favor por presidentes de otros clubes. También se fueron muchos que podrían haber servido si hubieran sido usados por técnicos capaces, y se quedaron insufribles troncos fracasados a los que se los pretendió reciclar una vez más, como esos motores que se fundieron diez veces y se los quiere volver a hacer andar. Así quedó conformado uno de los peores planteles del fútbol argentino actual y uno de los peores de la historia de Racing, agregando a todas las “joyas” mencionadas, un par de jugadores veteranos que con respirador artificial prolongan el último resuello futbolero de sus carreras, más algún otro de madera como Crosa, cuya buena prensa no me hace olvidar su lentitud y su torpeza insalvables.
 

Tampoco entendí la actitud de muchos hinchas que mantuvieron ese absurdo optimismo ganador que alejado de toda realidad termina siendo contraproducente. Ese que hace repetir la pelotudez irracional de que “porque somos un club grande tenemos que salir a ser protagonistas en cualquier cancha y contra cualquiera”. Las pelotas. Para ser protagonista hay que tener con que, pretender lo contrario en fútbol es exponerse a coleccionar derrotas. Merlo salió campeón en Racing con su sistema tan mezquino como realista: doble línea de cuatro perros de presa y dos delanteros, no olvidemos que el “enganche” de aquel glorioso equipo fue Chatruc.  Durante la etapa de Ardiles fue la última vez que el equipo me entusiasmó en su juego, me pareció que aquella base más la consolidación de un Lisandro López que recién surgía, por ejemplo, hubiera sido interesante. Pero duró muy poco. La política de la gerenciadora fue clara y comenzó su función depredadora; desguazar el equipo mediante la táctica de vender lo mejor y no reponer, o reponer con mercadería basura. Con eso aparentemente “les cierran los números”. Sin hacer un análisis muy detallado digamos que se vendieron a muy buen dinero a Milito y al citado Lisandro, pero  de inmediato, cuando esperábamos refuerzos de jerarquía,  sucedió el apogeo de la política de “vendemos un Focus y un Peugeot 407 cero kilómetro y compramos un Renault 12 ‘88 y un Duna ‘92”. A eso le sumamos el pagar sueldos de un “manager” para tener dos técnicos sin tener realmente ninguno, como los increíbles casos de Commisso y Fanessi.
 

El surgimiento de Lisandro y de Cabral son excepciones que marcan también que Racing si quiere apostar a sus inferiores está desnudo. Se trata de una gestión amateur muy pobre que no saca jugadores de buen nivel para primera división sino anodinos jugadorcitos más para una B nacional que para otra cosa. ¿A donde fueron a parar los otrora proyectos de la cantera de Racing? ¿Los Principiano y compañía? ¿Los Fileppis, Moralitos y Malanos de hoy irán en ese camino para licuarse en la intrascendencia? Y el peligro es que aún algún buen proyecto de jugador que pueda existir está en riesgo de “quemarse” en las llamas del actual desastre.
 

Hoy día el presente aterra, hiela la sangre y crispa los nervios. Con el peor plantel de los últimos años, sin brújula, la apuesta a ciegas al Cholo Simeone -explotando sus pergaminos del jugador más sobrevaluado de la historia de las selecciones argentinas- puede abrir una mínima esperanza futbolera. Al menos parar el derramamiento doloroso de puntos y despegar en la pelea que este año tendremos con Instituto y Tiro Federal, que  es a  donde realmente esta situación nos ha llevado. Hay que agarrar lo que hay, y lo que hay es poco, así que mal que nos pese tendremos que tratar de sobrevivir de esa cruda realidad. No exijamos milagros, y si tenemos troncos y algunos –muy pocos- buenos jugadores tratemos como hacen otros equipos de sacarles el jugo como sea. Y que si tenemos que meter ocho jugadores atrás  a defender, los metamos y nos dejemos de delirios líricos porque no es el momento. Por ejemplo, el caso de Mirosevic, jugador que lleva el estigma de ser pecho frío, pero es uno de los pocos que tiene cierto nivel, y no nos podemos dar el lujo de renegar de él, debemos tratar de que rinda. Se necesita un técnico de esos que hacen rendir lo que tienen, que le sacan jugo a las piedras. Obviamente a pesar de la pobreza, a la hora de tener que insistir con los Ubedas y los Cuenca, prefiero morir con jugadores aún de nuestras devaluadas inferiores.
 

Para salir de este terror y comenzar el próximo torneo se necesitan cambios brutales. Lo político e institucional no es un tema que domine, no conozco como son los contratos, pero supongo que la suerte de Marín está echada y existirá algún modo de hacer que se vaya, lo que no quiere decir que sea sencillo ni legal ni políticamente. Ese es un tema que dejo para otros racinguistas con mayor conocimiento.
 

(*) Julio Zoppi es arquitecto, blogger y de nacionalidad racinguista.
Su blog: Hargentina

4 Responses to “Salir del terror, por Julio Zoppi (*)”

  1. Tano B. Says:

    Sabés que tengo una duda. Pienso que más o menos entinedo cual es tu orientación en lo que a la idea de cómo sentir, entender y mirar el fútbol respecta.

    Mirá creo que no es la misma que la mía porque me parece que tengo una visión más pragmática del futbol (en el buen y en el mal sentido de la palabra). En definitiva yo soy un tipo que se dedica al comercio, entre recontracomillas.
    Un pequeño empresario por lo que (sea por causa o sea su efecto, no lo se) tengo una visión pragmática de la vida en general.

    Y hace un tiempo me preguntaba, un hincha de Racing, insisto máxime con la idea que del fútbol parece traslucir de tus palabras; cómo vivió el hecho de la salida de Teté de Instituto para ir a Racing. ¿Se puede separar el hincha de la idea general que uno tenga en la manera de manejarse ante los compromisos en la vida, digamos desde el punto de vista ético?

    Y de última, más allá de que se pueda o se deje de poder separar al hincha, ¿no hacía un poquito de ruido en la conciencia de uno verlo en el banco después del estilo de salida que había tenido de Instituto?

    Sinceramente yo me lo pregunté en su momento y no conocía a un hincha de Racing cuya opinión me mereciera intriga. Por eso te lo pregunto.

    Me parecía un cocktail interesante, ¿no? Fanatismo, ética, cumplimiento de los compromisos, análisis, deseo de laburar donde se desea (por parte de Teté), dejar en banda.

    No sé siempre lo tuve ahí, pendiente.

    Bueno, disculpá si te hinché.

    Un abrazo, campeón.

    TANO.

  2. Tino Hargén Says:

    Tano, no se cual habrá sido la visión del fútbol que vos ves que yo dejo traslucir en texto que escribi, trato de ser realista y no comprar los buzones que sectores interesado quieren vender. L que no entiendo es que significa tener un visión pragmática de la vida y del fútbol.

    Lo de Quiroz fue funcional a todo un proceso, un tipo que era un técnico de primera B que llega a un club como Instituto que pelea por no descender y de pronto a Marín le resulta funcional llevarlo. Un tipo casi regalado, barato que por el deseo de llegar a ser técnico de Racing va a aceptar cualquier cosa y decir todo que si, ideal para intentar apagra un incendio sin gastar siquiera en un matafuego, con una frazda y a baldes. No puedo dudar de su sinceridad si decia que “se moría por dirigir Racing” pero hay formas y formas de llegar, muchos se mueren pro dirigir Racing pero no hacen lo que hizo Quiroz, dejar a un equipo asi en banda y saltar a otro, está muy mal. No quiero ese tipo de técnicos para Racing, porque Racing no merece que caer tan bajo de ir a robarle por dos pesos un técnico regalado a Instituto, dejémonos de joder, esa es la politca miserable de la gerenciadora, de hacer de Racing un equipo mendigo, que rejunte las sobras de lo que dejan no ya Boca o River, sino de lo que descartan Almagro, Instituto y otros equipos chicos. Por más que la situacion economica sea dificil no puedo creer que la cosa no diera para más, para hacer una gestión con mayor dignidad. Jamás voy a aceptar eso y menos como “pragmatismo”.

    un abrazo
    JULIO

  3. Villa Crespo Blues Says:

    Tino,

    Como muy bien decís, la actitud de Teté fue miserable, la bronca del presidente de Instituto fue, porque él le pagaba más. Si, Instituto paga más que Racing; bah, que Blanquiceleste S.A.

    A Marín le dá para traer a un técnico de mayor renombre, el problema es que nadie quiere trabajar para BC, o para Marín o para Macri. Los que para ellos trabajan es porque, aprovechan la ocasión y el supuesto amor por Racing (como Teté y ahora el Cholo) o porque son simples empleados de él, como fue el caso de Comisso, Colombatti o Fanessi.

    Es bueno recordar que Teté tenía algunos antecedentes de esa clase de actitudes, la de dejar en banda a otros equipos: lo hizo con Platense para ir a Huracán, con Huracán para ir a Instituto y con Instituto, para venir a Racing.

    Ahora bien, quiero contarte lo que creo: Teté ama de verdad a Racing.

    Un afectuoso saludo, Tino

  4. Horacio Alvarez Says:

    Este “texto” es “un carácter” …. y sabe salir del terror …. tiene chispa el hombre.

    Bueno, hermano la seguimos mañana y VAMOS LA AKD!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: