No me gusta la mostaza

April 11, 2006

El responsable tiene y guarda para si cierta condición y postura estética ante la vida. En él prevalece la noción de la belleza y el encanto del juego y condena abiertamente la trampa y los tramposos. Quizás suene cándido e inocente. Qué suene.

Ubica, por sobre todas las prioridades, el carácter lúdico del deporte y con ello, la amputación del drama por el o los resultados. Un corte rotundo a la tragedia que dice que jugar bien y perder, es terrible. Más temprano o más tarde, aquel que mejor juega, termina por imponerse. La calidad se carga holgadamente a la mediocridad.

Pero vivimos en el imperio del atolondramiento, la inmediatez, la estadística y el resultado. Entonces, funcionamos como el perro de Pavlov. Si la primera vez comimos, todas las veces que suceda el tañido, algo mascaremos. Y sonará la campana y los jugos gástricos bajarán a raudales. Estaremos allí, moviendo dóciles la cola, esperando que alguien llene el plato.

Ese plato y ese manjar que nos proporcionará únicamente el ídolo que la tribuna ama, un tipo entrador, enviado al destierro por cuestiones de ego. Uno bien del palo, aunque la banda roja ha sido su cuna. Y además, que diga en la tele, en la radio, en Olé, en Clarín, en La Nación, en Caras, en Paparazzi lo que queremos oír. Gente como uno. Uno que tenga mucho vestuario. Si, claro: hay que tener mucho vestuario. Como si se tratara de un desfile de Dolce & Gabbana. Los modelos los compramos en el mercado de saldos de la AFA o los pedimos prestados.

Apostar al juego, hoy y observado desde ese margen, resulta utópico, inusual e impensado. Alcanza con observar con resignada tristeza que la verdad "es" verdad, siempre y cuando sea mostrada y aprobada por la tevé. Hoy es hoy y habrá vida, si se respira y el aliento fétido es transmitido en vivo y en directo por Crónica TV, TN o Canal 26. Vida mediatizada e idiótica; todo lo invade, todo lo gobierna, todo lo decide.

Honestamente no creo que la opción lógica para el Racing de hoy sea Reinaldo Carlos Merlo. Detesto llamarlo Mostaza. Soy un imbécil: hablar de lógica en la Argentina. Definitivamente: nunca me agradó el estilo de juego impuesto por el deté, aún durante el título del 2001. Merlo es un tipo querible, un buen tío. Lo confieso: me encantaría ser sobrino de Merlo, para qué negarlo; pero y puesto a elegir un técnico para Racing, buscaría en otros mares y otras playas más agradables de transitar. Arenas leves, dignas de ser observadas. Playas calmas y con el horizonte recortado de azul intenso, acariciándome el espíritu, domando tanta locura y suavizando tamaña excitación.

Es fácil escribir en el diario del lunes, por ello antes que asuma digo que no, que no quiero que vuelva Merlo. No al retorno de la hiper táctica y la ultra estrategia. No a la liturgia y la veneración de los cuernitos. No quiero otro paso a paso. No quiero cábalas. No quiero a Niembro. No quiero mesas de galanes. No quiero a Fox Sports metido en la cama de Racing, ni exclusivas con Tití Fernández. No quiero, es insalubre. Mi sueño es que el banco de Racing lo ocupe Marcelo Bielsa o César Luis Menotti.

He dicho.

© Norberto Trinchieri

7 Responses to “No me gusta la mostaza”

  1. Matias Says:

    hola!!bueno mira t kiero decir algo….como hincha d racing aunke no t guste merlo lo tenes q aceptar x q el nos salvo del decenso y nos saco campeon despues de 35 años…por otro lado la propuesta a bielsa me parece bien….pero siendo hincha d racing no deberias ni nombrar a ese muchacho llamado cesar luis menotti x q ya es idolo de los señores de independiente..asi que es indecente traer a un dt q dirigio a los amargos hace unos años y aprte es idolo….bueno sin otras palabras igual respeto tu opinion….salu2

    Matias

  2. Patricio Nayar Says:

    Adhiero fervientemente a la propuesta. Siga enojado Norberto, saca lo mejor de su intelecto.

    Dr.Patricio Nayar

  3. Leandro Says:

    Ni tengo ganas de analizar las promesas de este tipo q es tan responsable como marin de la calamitosa situacion de nuestro CLUB. Racing es un CLUB, no una marca!

    Y con respecto a gustos futbolisticos, amo a Mostaza, no quiero que vuelva nunca más a Racing porque prefiero conservar aunk sea un recuerdo positivo de alguien sin que sea manchado a posteriori. Y a Menotti no lo puedo ni ver, lamentablemente está tan sucio como Bilardo, mediante los negociados que ha hecho su hijo, un asco por donde se lo mire, sin mencionar que dirigió a la gran publicidad de los milicos del 78.
    ah, como me hiciste revolver el estomago cuando tuve q imaginar a fox metidos en nuestra casa, y la exclusiva con titi fernandes.
    Mi cabeza está tan perturbada este 06, que odio mas a niembro que a m grondona!

  4. Fernando Says:

    Mi posición navega los mares de la duda. Por un lado quiero la seguridad de lo ya probado, de la formula conocida, del puntito salvador y entonces lo quiero a Merlo. Por otro lado recuerdo el futbol de mala calidad,de la superstición salvadora,del parto del paso a paso(si hubiera habido una fecha mas en el 2001 terminaba en aborto) y entonces prefiero que no venga.
    Tengo miedo a las soluciones faciles, alos salvadores de la patria, a los mesianicos de idolos de barro. Se acuerdan cuando pensamos que volveriamos a ser campeones y trajimos a Pizzutti y despues se fue con pena y sin gloria como todos en este Racing.
    Y tengo pavor al descenso, a la desaparición, a los “dirigentes”, a los “notables”.
    No se a quien quiero, solo se que quiero a Racing.
    Un comentario aparte para el blog: es muy bueno.

  5. Tito Says:

    coincido plenamente [aunque ya a esta altura suene algo trillado] con lo dicho por usted anteriormente.

    Merlo destila un futbol conservador y muy [demasiado] especulativo.

    si, nos salvo del descenso, si, nos saco campeones en el 2001, pero hablando desde el punto de vista del juego, quiero jugar bien y quiero que se recuerde el buen juego..

    tenemos a la naranja mecanica holandesa que no gano el mundial pero si se lo recuerda por ser una maquina.

    yo soy bielsista, me encantaria tenerlo como tecnico, la seleccion en su momento jugaba a matar o morir, y murio en el mundial por esas cosas del juego especulativo y por muchos otros factores que no vienen al caso..

    quiero jugadores habiles, no quiero mas inventos blanquicelestes, ni intento de resureccion [capria, cardetti]

    el tiempo dira.

    un abrazo

  6. Ariel Says:

    Antes hay que pensar que todavia no termino el campeonato y tenemos 5 partidos, 5 finales y primero creo que eso es lo que hay que ver. Porque estamos a un paso de la promoción y lamentablemente tenemos un equipo en donde los profesionales son de madera y los pibes se matan jugando pero les falta todavia crecer, pues están con un técnico muy malo que no les da la oprotunidad al redearlos de ineptos que no aman la camiseta de Racing. Vino a hacer negocio y se quemo solito ahora no sabe como salir de esta y es tan tonto que tiene de preferido a un muerto como Luna invento del señor cartonero, primera b no es primera y eso es ciero recuerden a penco el otro ferreyra ese de atlanta no paso nada, más de lo mismo.
    Primero luchemos porque Racing no termine jugando la promoción, roguemos por eso y después cuando a nivel institucional se aclare ahí se decidira que se hace por ahora solo queda ver como se termina este lamentable campeonato el pero de los 103 años del club.

  7. FABIO ROJO o Papá Fabio Rey de Copas Says:

    “EL CORAZÓN TIENE RAZONES QUE LA RAZÓN NO COMPRENDE” – Diario La Razón.

    Bielsista, dijiste. Un exceso de huevos.
    Yo soy Bielsista!!! Y éso que soy del Rojo. Vale decir, para los (pocos) encandilados por el falcionato y los alzheimeirreír del menottismo…una mala palabra.

    Bielsa, para el que consume pelotita niembra, es fracaso. Bielsa, para el argentino hagamoladenoshotro, es fracaso.
    Bielsa, para el que sólo ve un equipo parado en cancha a través del plano de la Cámara 2 que sigue la bola, es aburrimiento y fracaso.
    Bielsa, para el que necesita el telepronter traduciendo la conferencia de prensa es aburrimiento, fracaso y…locura.

    Bielsista, dijiste. Un exceso de huevos.

    No hay espacio para locos en Racing.

    El próximo loco puede terminar en una zanja en Puente La Noria.

    Sí, ya sé. Te encanta. Y a mí.
    En Independiente tendrían como un par de meses más de tolerancia. Pero en Racing… al borde de un ataque de nervios, en plena sucesión de Fernandos, la receta indica que el elegido es el Hombre de Bronce.

    Merlo ya no es Merlo. Merlo murió. Mostaza, el alter ego, ya no es de carne y hueso. No caga, no come. No se equivoca. Protege desde las alturas. Se quedó soltero para cuidar de sus chiquitos. No hay nada que Él pueda hacer ya por torcer el idilio. A todo (a todo) se le brindaría explicación.

    La mística de los cuernitos, las visitas a la Virgen o la doble línea de 4 con Dios de nueve está mucho más cercana a esa pasión casera que festeja en el Obelisco un peroné de Menghi que la cancha dividida en 5 zonas, el partido fragmentado en tramos de 5 minutos, la presión constante en el área rival y la circulación a un toque con rotación permanente.

    Ahí está. Bielsa es Trotsky. Es la revolución permanente en la cabeza del jugador, con un plan convincente ungido en el centralismo democrático. El está por detrás, nunca por delante de sus jugadores.

    No hablo de gusto por calidades, la gente no es boluda. Sino el Dom Perignon sería más barato que el Federico de Alvear.

    Hablo de pasiones, de razones del corazón.
    La misma que te mata, pero buéh.

    El escorpión y la rana.
    El Péndulo de Foucault.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: