¿Qué querrá decir jugar bien? colaboración de Julio Zoppi

April 12, 2006

Con la anuencia de Norberto aprovecho para patear la pelota en dirección a lo que tal vez sea una incipiente polémica futbolera. Que en una de esas viene bien para olvidar el dolor del presente por un rato, y a los imbéciles de mis conocidos del pueblo donde vivo que se acuerdan que soy de Racing ahora, cuando voy a la estación de servicio, y no hace apenas un año cuando peleábamos arriba.

A mi tampoco Merlo me gusta como técnico ideal, si tuviera el dinero que tienen Boca o River por ejemplo para traer jugadores de categoría, jamás elegiría a Merlo de técnico, su estilo sólo se amolda a equipos carenciados, su mística –comparto que es filosóficamente insoportable- se basa en la cábala, la defensa, la pobreza, en el miedo, en la conservación de lo escaso, es una administrador eficaz de la pobreza, un negociador de salvaciones, un sacador de jugos a las rocas más rústicas. De River lo echaron porque no soportaban tanto pedestrismo futbolístico, tanta prevención y tanta persecución. Si yo supiera con que jugadores vamos a contar escogería al técnico en función de eso, y buscaría alguien con grandeza como para armar un equipo pretensioso en el buen sentido, protagonista, capaz de salir a atacar en cualquier cancha pero con un sólido respaldo táctico. Pero si se tratara otra vez de administrar pobreza no dudaría en que Merlo es una buena elección. Ahora no se con que nos vamos a enfrentar, si permanece este geren-vaciamiento actual -con otra cara en vez de la de Marín-, si vienen los mexicanos o vuelven los Lalín, Destéfano y compañía, o alguna otra alternativa. De todos modos es medio utópico soñar hoy con traer valores de jerarquía internacional, ojalá pudiéramos, pero ya hoy parecen inaccesibles para Racing los jugadores ascendentes del medio local como podría ser el caso de Dátolo de Banfiled, Pelletieri de Lanús o Scocco de Newells.

La gran pregunta que me asalta en este tipo de cuestiones es:

¿Que cuernos quiere decir jugar bien?

¿Lo de Cappa? Un equipo que era un aborto futbolístico, sin el menor sistema de marca admisible, un desaguisado táctico, suicida, permeable y vulnerable por todas partes, que pretendía fundar en esa estúpida negligencia una supuesta táctica triunfalista de fútbol líricamente ofensivo, que no era más que un engaño que el propio técnico pretendía sostener a fuerza de declaraciones desgarradas ante la mala suerte que justificaran las horrendas derrotas consecuentes.

Menotti es otro ejemplo de técnico decadente, obsoleto, más allá de que si se trata de analizar sus opiniones políticas o sociales, o sus posturas éticas frente al poder futbolístico, puedo estar de acuerdo en muchas cosas con él. Pero en lo estrictamente futbolístico desde que ganó el campeonato del 78 jamás logró título alguno sino me falla la memoria, y jamás un equipo suyo fue consistente más que algunas rachas o fechas de pasajera ilusión. Su historia está tapizada de comienzos entusiasmantes y fracasos consecutivos, siempre con huidas incluidas. Después del mundial creo que se le nublaron las ideas, y se abroqueló sobre una versión falaz del fútbol, maniquea, mentirosa y absurda, donde se disculpan los fracasos, las deficiencias y las derrotas de sus equipos en el amparo filosófico de creer en un sistema. Es el máximo responsable de haber instalado la idea de que un equipo puede perder siempre y jugar bien al mismo tiempo, tapando la cartesiana verdad de que si siempre pierde es porque juega mal a este juego que es el fútbol. Su “sistema” se redujo con el tiempo a la práctica de ese demencial adefesio denominado “la trampa del offside” (re-bautizado luego como “el achique” y otros eufemismos) fracasado hasta el hartazgo en todas partes y que solo el empecinamiento senil de Menotti -soportado por el peso de su nombre- pudo mantener vigente en cada equipo que tomó. Jamás entendió que defender mal es jugar mal, que la defensa eficaz es parte del arte del fútbol como lo es el ataque eficaz, que regalar un gol al rival por jugar a esa trampa infame del offside es una aberración sobre la cual ningún equipo puede sostenerse, ni ningún ideal de “belleza” futbolera prosperar.

En fin, de Bielsa no hablo, ya por hoy es demasiado.

© Julio Zoppi

Arquitecto y blogger

Site: Hargentina

2 Responses to “¿Qué querrá decir jugar bien? colaboración de Julio Zoppi”


  1. […] ¿Qué querrá decir jugar bien? colaboración de Julio Zoppi […]

  2. Fernando Says:

    Me parece que tenés razón en que, segun las caracteristicas del equipo que tengamos, puede ir tal o cual director tecnico, en este caso, Merlo. Pero, no es menos cierto que, será precisamente el técnico que se designe quien determinará, en gran parte, esas caracteristicas tecnicas de los jugadores a incorporar, yq que el equipo hay que armarlo casi de cero. Desde ya, con la pobreza que nos caracteriza, el DT va a que tener que poseer mucha inteligencia para elegir entre lo que el mercado desecha y que es a lo que nosotros podremos acceder.
    Hasta ahora los DT (Fillol,Rivarola,Tete) eran empleados subordinados y entonces se bancaban sin chistar las porquerias que el “cartonero” Marin traia desde el “magnanimo” BC al Racing Club, confiemos que esta vez sea el técnico el que pueda armar al equipo.
    Con buenos jugadores cualquiera es buen DT, pero aqui se parte un presente negro, con veteranos que estan ve vuelta y con juveniles golpeados animicamente, hay que tener garra,conciencia y calidad para levantar este muerto y esa es la cuestion. (A veces, la suerte, que siempre es de otros hace que ni siquiera sea necesario tener todo un equipo, nuestros amargos vecinos juegan con Aguero mas 10, y a veces ganan a pesar de Falcioni).
    Llendo al tema Menotti coincido totalmente, para mi esta gaga, y vive de los sueños de la gloria que le dejó un seleccionado que él, como cualquier otro, podría haber dirigido por la calidad de los jugadores(y tampoco olvidemos que en 78 salian campeones si o si, no se si me explico).

    Esperemos que esta vez ambas elecciones, la del DT y la de los jugadores, sean hechas con el mayor criterio y lucidez, y que la diosa fortuna no nos sea esquiva.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: